Una de las situaciones en las que se suele acudir a una gestoría laboral en Vila-Seca es porque se es despedido pero no se está seguro de que esto se ajuste a la ley. Por este motivo, en este artículo vamos a explicarte los diferentes tipos de despido.

Independientemente de por qué te digan que te despiden, lo ideal es que acudas a una gestoría laboral en Vila-Seca para asegurarte de que todo ha sido legal. De lo contrario, podrías perder tu derecho a ser readmitido o a cobrar una indemnización.

El primer tipo de despido es el disciplinario. Este se da cuando el trabajador lleva a cabo un incumplimiento grave de su contrato siendo la responsabilidad y culpa del trabajador. Por ejemplo, repetidas faltas injustificadas al puesto o peleas o agresiones dentro de la empresa son un motivo de despido disciplinario.

El segundo tipo es el despido objetivo. Este se lleva a cabo porque el contrato se termina debido a causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Este, al igual que el anterior, puede ser impugnado por el trabajador si hay alguna irregularidad en la forma o en los términos.

En tercer lugar encontramos el despido colectivo cuando afecta a cierto porcentaje de la plantilla. Para hacerlo hay que cumplir ciertos requisitos por lo que si crees que no está justificado, también lo puedes impugnar.

Por último, debemos destacar que cualquiera de estas tipologías puede ser considerado nulo, procedente o improcedente. Muchas veces las empresas no llevan a cabo el procedimiento de despido adecuado y si tú como trabajador no estás satisfecho con el trato final, puedes buscar asesoramiento para cerciorarte de que todo se ha realizado debidamente.

En Asesoría Invergestión contamos con profesionales expertos en derecho laboral que podrán estudiar tu caso y aconsejarte sobre si deberías impugnar el despido o si, por el contrario, no habría nada que hacer. ¡Llámanos!